¿Cuál es tu Plan de vuelo?

Ningún piloto de avión alguno se atrevería a despegar de un aeropuerto sin un destino previamente establecido, o sin los conocimientos precisos para lograrlo. Sin embargo eso es lo que justamente hacen la mayor parte de las personas. A cuantos no has visto “Despegar” en muchas direcciones sin saber a dónde van en la vida, o como llegarán a un objetivo. Cuantos no han emigrado del país sin un plan de acción, y al poco tiempo regresan al punto de partida, tristes, decepcionados, y sin recursos económicos.

Son muchas las personas que vuelan o transitan por la vida, sin tener su propósito o meta, y como resultado, las fuerzas externas son las que por completo les controlan la vida.

Nunca llegan a la meta que deberían, porque jamás se fijaron unos objetivos.

En las muchas definiciones de lo que es el éxito, podemos mencionar que es el producto final, el resultado de una formulación de planes y acciones encaminadas hacia un objetivo especifico.

Debemos decidir qué queremos lograr, y luego formular los planes para llevar a cabo las acciones que alcanzarán su objetivo. Es primordial tener una meta. Para triunfar, debes saber hacia dónde te diriges, y cuáles son los medios para llegar hasta allí. Nuestras acciones deben estar determinadas por la meta que deseamos alcanzar. Todos los planes de trabajo, el propio trabajo, y hasta la imagen que uno refleja, pasando por las actitudes, deben estar relacionadas directa o indirectamente con una Meta.

Establece o reafirma tu meta, debes desearla realmente, esto te motivará, luego fija tus objetivos, para obligarte a hacer todo lo que sea necesario para lograrla. No pierdas el rumbo, si encuentras mal tiempo, solo desvía la ruta. Recuerda que en la vida encontrarás personas que te darán la mano, y otras que te pondrán zancadillas. Tu anhelo de obtener el resultado final será lo que automáticamente te motive para ejecutar las acciones requeridas.

Debemos establecer el destino de nuestro avión (Meta) tener los conocimientos necesarios (Objetivos), establecer la ruta (Planes de acciones), colocar combustible (Motivación), abrocharse el cinturón (mantenerse firme a pesar del mal tiempo), y despegar.

¡Buen Viaje!